El mundo de la "R"

A veces, cuando la palabra "Responsabilidad" se acerca a nuestra vida nos genera miedo y, a menudo, esta emoción se debe a que tenemos poco conocimiento de las ventajas que supone asumir responsabilidades. Lo explicamos a continuación.


****
A lo largo de nuestra niñez y adolescencia nos hacemos preguntas acerca de situaciones que no entendemos: ¿por qué nos riñen?, ¿por qué, mediante criterios de comparación, decidimos que existen cosas que nos parecen buenas y otras no tanto?. En definitiva, nos nutrimos de conocimientos a base de experimentar, y así maduramos.

Llega el día en el cual parece que ya estamos “a punto” para salir al mundo y, de repente, alguien empieza a hablarnos de “Decisiones Responsables”. A partir de ahí, la palabra “Responsabilidad” aparece por todas partes: compañeros, jefes, amigos, la televisión, etc. Nos inquieta descubrir qué ha ocurrido, pero lo cierto es que la letra “R” empieza a formar parte de nuestra vida.

Todos recordamos que la palabra “responsabilidad” era una de las preferidas de papá y mamá, y hasta podemos asociarla a interminables sermones iniciados con un “Cuando yo tenía tu edad”. Es ahora, en la madurez, cuando nos damos cuenta que ser una persona responsable significa:
  • Ser una persona a la que se considera.
  • Ser una persona cuyas opiniones son tenidas en cuenta.
  • Ser una persona con la cual se puede contar.
Esto ya no está tan mal ¿verdad? sobretodo si tenemos en cuenta que todas estas virtudes dan sentido a nuestra vida.

Si nos esforzamos en ir más allá de las emociones incorporadas al concepto "responsabilidad", comprobaremos que tomar decisiones reponsables nos proporciona una llave que facilita nuestra vida profesional, familiar y social.


Especialistas en Toma de Decisiones y Comunicación Persuasiva

No hay comentarios:

Publicar un comentario